domingo, 7 de noviembre de 2010

LA GLOBALIZACION Y SUS EFECTOS EN COLOMBIA

LA GLOBALIZACION Y SUS EFECTOS EN COLOMBIA
En los últimos tiempos se ha puesto de moda el termino "globalización" para hacer alusión al proceso político, económico, social, cultural y ecológico que está teniendo lugar actualmente a nivel mundial, gracias al cual cada vez existe una mayor interrelación económica entre los diferentes países, por alejados que estén, siempre bajo el control de las grandes empresas multinacionales. Un mundo donde con solo dar click en el computador nos podemos conectar con cualquier persona en el mundo, se puede comprar en el hipermercado un producto que viene de muy lejos, o acceder a las más variadas formas de entretenimiento virtual.
La globalización como hecho complejo que caracteriza al mundo de hoy, tiene que ver con la articulación de un sistema económico liderado por las empresas multinacionales, la extensión de los medios de comunicación y la implantación de una cultura uniforme para todos los países que integran la llamada “Aldea Global”. Para poder entender hacia donde vamos, hacia donde se dirigen las sociedades capitalistas del nuevo milenio hay que entender en todas dimensiones el fenómeno globalizador.
El fenómeno de la globalización es la etapa culminante del capitalismo y como todo acontecimiento social posee un ciclo de vida que se acrecentó hacia los años 70 del siglo pasado, cuando se fue acrecentando el poder de las grandes corporaciones y su influencia se extendió por todo el planeta, hoy parece estar en todo su apogeo.
Pero de modo mas cotidiano la globalización implica que cada vez más ámbitos de la vida son regulados por el "libre mercado" y la ideología neoliberal se aplica en casi todos los países con mayor intensidad y las mega corporaciones consiguen cada vez más poder a costa de los Estados y los pueblos. Los Estados-Nación, antes muy fuertes, ahora van jugando un papel cada vez menos importante como reguladores de las actividades económicas que tienen lugar en su territorio, las fronteras de los países se diluyen ante el avance de los flujos de capital y las empresas multinacionales cada vez influyen mas en las decisiones de los gobiernos e imponen sus técnicos y burócratas en los altos puestos.
No cabe duda que el avance en los medios de comunicación con el internet a la cabeza nos envuelve en un constante bombardeo de información y transformaciones en todos los sentidos: culturales, económicos, sociales y políticos, en donde el dominio de las finanzas está por encima de la producción y las corporaciones transnacionales o globales tienen un poder influyente sobre los Estados. Ya no se habla de grandes potencias mundiales, se habla de compañías que se pelean y se reparten el mundo a su antojo para obtener materias primas y conquistar mercados para sus productos
Las compañías globalizadas se fusionan para obtener capital y poder competir unas con otras. La reubicación de las industrias está motivada por factores que les facilitan reducir sus costos, como lo son los laborales, que en los países subdesarrollados existe un desnivel que no existe en los que se encuentran desarrollados, al igual que los costos impositivos (los impuestos que deben pagar de las ganancias) son menores debido a las exenciones de estos que les son otorgados a las zonas francas y también los costos ambientales en donde en países desarrollados podrían verse limitados por las fuertes medidas que rigen a través de los tratados de integración.
Algunos ven en la globalización un aspecto positivo de la expansión del capitalismo mundial que redunda en mejor calidad de vida en la medida que la prosperidad económica se extiende a varios estados y cada vez es mayor el numero de personas que tienen acceso a un nivel de vida mas confortable: se puede disponer de múltiples elementos de consumo, se accede a mejores y sofisticados aparatos electrónicos, aumenta la seguridad privada, se puede escoger el mejor colegio privado o universidad para llevar los hijos, a que sistema de salud privado acudir, en que fondo de de pensiones invertir, e incluso desde la propia casa acceder a través del computador a una maravilloso mundo de información entretenimiento y compras.
Sin embargo, en países como Colombia esta manera de vivir holgadamente disfrutando de la globalización es un privilegio de una minoría muy reducida, la gran mayoría de la población vive en estado de pobreza y miseria y parece que el efecto de la globalización termina por ahondar la brecha entre pobres y ricos, en el fondo la prosperidad económica de la globalización es puro cuento, es una historia con final feliz que nos quieren hacer creer y que tiene muy poco que ver con la realidad de los colombianos, dado que la inmensa mayoría de los habitantes del pais no entra dentro del sistema de consumo y mercado global , puesto que sus ingresos no le permiten ser consumidor y por el contrario si entran a engrosar las estadísticas de los 30 millones de personas que mueren de hambre en el mundo.
Para un país como Colombia la globalización a medio plazo, puede beneficiar a algunos y perjudicar a otros al darse un aumento de empleo, transferencia tecnológica y calidad y precio de bienes y servicios, así como una mayor exigencia por desarrollar instituciones educativas, sociales y políticas que mejoren la productividad y la institucionalidad.
Se pueden asumir dos grandes acciones frente a la globalización: el de hacer un esfuerzo enorme por desarrollar y copiar tecnologías sofisticadas para la exportación de bienes, o. hacer que el país simplemente abra sus fronteras a la inversión extranjera en desmedro de empresas nacionales privadas y estatales.
Es una realidad que la nueva tendencia globalizadora obliga a obtener una mejor preparación en todos los sentidos para estar a la vanguardia de los nuevos tiempos y ser mas competitivos en todos los ordenes. El momento actual obliga a estar más preparados para los cambios que se van a seguir presentando día tras día. En un país como Colombia donde hay muy pocas ventajas competitivas, se debe hacer un esfuerzo aún mayor por prepararse, ser más cualificados mentalmente, ya que la globalización es una clara tendencia de los países desarrollados a la reubicación de sus industrias en los no desarrollados, para reducir así sus costos de mano de obra, que normalmente tienen un costo más bajo. Hay que prepararse más, aprender a relacionarse sin importar el idioma (en estos tiempos es necesario saber más de dos idiomas), ni las fronteras (es imprescindible aprender a utilizar Internet y la tecnología de vanguardia) y ser más competitivos (el producto mejor, a menor precio es el que mejor se vende).
Es en este contexto donde cobran participación los grupos sociales a modo de colectivos alternativos que se convierten en foco de resistencia a la globalización y el neoliberalismo, pero para que dicha resistencia sea verdaderamente efectiva y pueda tener algún eco entre la sociedad colombiana es necesaria que las formas de acción sean unitarias y coordinadas, siempre dentro del respeto de la autonomía de cada sector social.
En nuestro país la globalización se puede asumir como un fenómeno que repercute en todos los ordenes de la vida nacional y que deja sentir sus efectos en la economía y la cultura fundamentalmente, la entrada de nuevas mercancías y el establecimiento de nuevas empresas extranjeras, ponen en manos de los consumidores una amplia gama de productos de diversa calidad que altera el ritmo de los mercados y en ocasiones perjudica los productos de la industria nacional que no puede competir en precios no obstante su buena calidad.
En el plano cultural los valores, creencias y tradiciones surgidos en el contexto colombiano a lo largo de l proceso de mestizaje colonial y de época republicana se ven amenazados por las expresiones culturales que llegan al país a través de los medios de comunicación masiva: internet, tv satelital, cimne.ete, y que rápidamente son acogidos por los sectores juveniles y se van posicionando dejando de lado o en segundo plano lo que nos ha identificado como cultura mestiza americana para dar paso a una cultura clonada que nos convierte en una especie de pueblos de segundo orden en el conjunto de la nueva cultura globalizada, neoliberal y excluyente.

1 comentario:

  1. espectacular. el problema radica en que la mente de los colombianos se adapta facilmente al cambio, no va ser nada dificil que los productos extranjeros invadan el mercado sin que los colombianos se sientan atraidos por el consumismo masivo

    ResponderEliminar